martes, 5 de marzo de 2013

Yogur casero con trozos de frutas y con nocilla en el horno

Pilar,  del  blog  “Las  delicias  de  Pilar



Ingredientes (para tres de nocilla, tres de frutas y uno solo)

- 1 litro de leche entera (si la conseguís fresca, es la mejor, si no, sirve la envasada)
- 1 yogur natural sin azúcar
- si los queréis azucarados, tantas cucharaditas de azúcar, como vasitos de yogur vais ha hacer.
- tres cucharadas de nocilla para los de ese sabor.
- tres porciones de fruta (en este caso he usado melocotón en almíbar que tenía abierto de un postre)
Le podéis poner la fruta triturada ó bien en trozos, también sirve la desecada y cereales como muesli.

Preparación

- Ponemos a hervir la leche con el azúcar (si los queréis azucarados).

- Cuando ha subido el hervido, retirar del calor y dejamos templar a temperatura ambiente hasta que al meter un dedo, no notemos mucho el calor (a 40º).

- No la dejemos enfriar del todo pues no cuajará, añadimos el yogur y removemos muy bien hasta que esté todo bien mezclado.

- Como en esta ocasión son de dos sabores, he metido el yogur en una jarra para ayudarme en el reparto.

- Cortar la fruta en trocitos pequeños y colocarlos en el fondo de los vasos.

- Echamos con cuidado el yogur, veréis que se mezcla bastante bien, aun así, remover con una cucharilla.

- Con lo que nos sobra, llenamos un vaso sólo, para que sea el de la nueva tanda.

- Al resto, le añadimos la nocilla, removemos con una cuchara de palo y lo repartimos en los vasos.

- Ponemos los vasitos elegidos, en una bandeja honda, con un dedito de agua en el fondo, los rellenamos más o menos todos por igual.

- Los cubrimos bien con papel de aluminio y los metemos así en el horno apagado, a media altura, (que tendrá ya una temperatura de menos de 100º), dejándolos sin moverlos, al menos durante 8 horas dentro, aunque los de frutas, los suelo dejar 10 horas o incluso toda la noche.

- Los sacamos y los tapamos bien, uno a uno, con un poco de papel de aluminio.

- Los de limón, los de naranja, los de piña y los de kiwi, necesitan que les pongáis dos hojas de gelatina hidratada, justo cuando mezcláis la fruta y el yogur con la leche templada, ya que estas frutas son muy ácidas y les cuesta más cuajar.

- Duran bien tapados en el frigorífico, durante 6 días.

Espero que esta receta os guste tanto como nos gusta a nosotros, ideales para merienda o postre de los niños.






Links

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo que no compartes se pierde, lo que compartes se multiplica, ¿Por qué no compartir alegrías y explosiones de felicidad?

(Juan Trigo)