martes, 5 de marzo de 2013

Empanada de fajitas

Isabel,  del  blog “Saboreando  con  Mavi


Ingredientes
Masa

- 100 ml del jugo de las fajitas
- 50 ml de vino blanco
- 90 g de mantequilla - 1 huevo
- 30 g de levadura fresca
- 450 g de harina de fuerza
- 1 cucharadita de sal
- 1 huevo batido para pintar

Fajitas

- 400 g filetes de pollo picado en taquitos chicos
- 1 1/2 pimiento rojo picados
- 4 o 6 pimientos italianos picados
- 2 cebollas picadas 
- 1 sobre de sazonador de fajitas
- 100ml de agua
- aceite de oliva 

Preparación

Relleno
- En primer lugar es mejor preparar las fajitas para que se vayan enfriando.

- En una sartén con aceite dorar un poco el pollo.

- Añadir el sazonador y dar una vuelta a todo.

- Ahora añadir la verdura revolviendo y echarle el agua. Tapar y dejar pochar hasta que estén al dente.

- Pasarlas a un colador para que escurran bien y guardar el juguito para la masa.

Masa
- En un bol poner el caldito templado, el vino y la mantequilla blandita. Mezclarlo bien y añadir el huevo y la levadura y volver a mezclar. Ahora añadir la harina y la sal y mezclarlo bien durante unos 3 minutos.

- Tapar con film transparente y un paño. Dejarla levar en un lugar cálido durante 2-3 Horas.

- Ese tiempo es recomendable para que la masa sea menos indigesta.

Montaje
- Coger un poco menos de la mitad de la masa y hacer un rectángulo. Yo la estiro entre dos láminas de plástico, así me es más fácil transportarla a la bandeja de horno con papel de hornear y utilizo menos harina.

- Rellenarla dejando un borde libre.

- Estirar el resto dejando un poquito para los adornos y tapar la empanada. Enroscar los bordes y hacer un agujero en el centro en modo de chimenea. Con el resto de la masa decorar a gusto.

- Pintar con el huevo batido y hornear a altura media a 200º durante unos 30 minutos.

Nota: La suelo hornear a la noche así al día siguiente está fría y reposada, y si cabe todavía más sabrosa.

Ver en el blog las fotos del proceso.


Links

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo que no compartes se pierde, lo que compartes se multiplica, ¿Por qué no compartir alegrías y explosiones de felicidad?

(Juan Trigo)