domingo, 7 de diciembre de 2014

Pan de espiga

Sandra,  “Inventos  de  Sandris

Ingredientes
- 350 g de harina de fuerza
- 150 g de harina integral
- 15 g de levadura fresca
- 320 ml de agua templada
- 8 g de sal
- semillas de amapola
- sésamo

Preparación
- Juntamos todos los ingredientes, menos la sal, que la agregaremos cuando la masa esté ya bastante homogeneizada. La levadura la podemos deshacer con el agua templada. Una vez esté la masa ya bastante amasada, echamos la sal y amasamos un poco más. Dejamos levar la masa hasta que doble su tamaño. Eso sí, fuera de la nevera y la masa tapada para que no se nos reseque. Ya sabemos que depende de la temperatura de nuestras cocinas, la masa tardará más o menos tiempo en levar, así que si tenéis bastante humedad y frío en vuestra cocina, un poco más de paciencia y ya está. 
- Una vez ha levado, pasamos la masa a la encimera y la dividimos en los trozos que queramos. Yo en este caso la partí en 4 porque quería panes no demasiado grandes. Pero vamos, que si queréis barras de pan normalitas de tamaño, con partir la masa en 2 os salen perfectas. Y nada, hacemos los trozos que queramos, aplastamos un poquito la masa (pero sin pasarnos, solo levemente) para que salga el aire y hacemos la barra de pan.
- Una vez esté hecha, espolvoreamos el pan por encima con harina (yo he usado un colador) y cogemos una cuchilla o un cuchillo muy muy afilado y hacemos un corte central a lo largo de cada barra de pan. Luego cogemos las tijeras y empezamos los cortes. Cogemos un trocito de la masa y le damos tijeretazo y ese trocito que ha quedado suelto, lo inclinamos ligeramente hacia uno de los lados y así con toda la barra; cada trocito de masa que cortemos hacia el lado contrario del anterior, de esta forma, daremos a nuestra barra de pan esa forma de espiga tan bonita. 
- En este momento hay gente que pone ya las barras de pan directamente al horno, pero yo esta vez las he dejado levar un poco más. Alrededor de una horita más, pero si no dejáis el segundo levado tampoco pasa nada. Y directos al horno unos 30-40 minutos con el horno a 220ºC. Yo lo tuve un poco menos de tiempo porque mis barritas de pan eran pequeñitas y en media hora ya las tenía listas. 
*Siempre se recomienda poner un recipiente con agua en la base del horno, así la humedad ayuda a que se cree esa corteza dura característica del pan. También os podéis ayudar de una botella de spray para echar durante los 10 primeros minutos un poco de agua dentro del horno, con cuidado de no tirar media botella, claro, solo pulverizar un poco para que se quede dentro la humedad y cerramos la puerta enseguida para que no se salga. Mucha gente también suele dejar el pan dentro del horno una vez está apagado, dejan la puerta abierta durante una media hora y así el pan termina de formar esa costrita tan característica. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenidos a BBSS, recetas por una buena causa.
Tu comentario, siempre será una alegría tanto para mí como para cualquiera de los participantes en los retos BBSS.
Por motivos de tiempo, de saturación de trabajo al llevar dos blogs y porque las recetas que en este blog se incluyen, no son mías, no siempre podré contestar a los comentarios.
Tenéis de todas formas en cada receta un enlace a cada uno de los blogs de los autores por si queréis comentarles directamente a ellos.
Gracias por comentar. Un saludo

Links

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Lo que no compartes se pierde, lo que compartes se multiplica, ¿Por qué no compartir alegrías y explosiones de felicidad?

(Juan Trigo)